="http://www.w3.org/2000/svg" viewBox="0 0 512 512">

5. Salida del amarre

Si es velero el avistado, a maniobrar estas obligado, pues nunca lo debes cruzar ni su marcha molestar.

Maniobra de Salida

L
a maniobra de salida del amarre es una operación en la que debemos extremar las precauciones, dándole toda la importancia que tiene e informando al resto de la tripulación de los pasos a seguir.

Antes de proceder con la maniobra, hay una serie de pasos fundamentales:

  • Verificamos en el interior que todo está bien estibado, escotillas cerradas y baños sin agua, con el émbolo introducido hasta el fondo y la pestaña de entrada-salida de agua a la derecha, en posición cerrada
  • Conectamos la electrónica, la radio en canal 9/16 y la bomba de achique (bilge pump). Comprobamos el correcto funcionamiento de la bomba en posición ON y la dejamos en AUTO
  • Finalizamos la comprobación del interior y salimos al exterior llevando la radio VHF portátil, si tenemos, las manivelas de los winches, si vamos a navegar a vela, y el bichero, que nos puede ser de utilidad en la maniobra
  • Ya en el exterior, nos aseguramos que hemos desconectado la toma de corriente eléctrica de 220 v de la torreta del pantalán y la hemos guardado en su cofre
  • Comprobamos que no existe ningún cabo flotando alrededor de la embarcación que pudiera quedarse enredado en la hélice. Atención a los amarres de popa cuando se amarra por seno, ya que pueden enredarse fácilmente y hay que estar preparado para reaccionar
  • Nos aseguramos que el motor está en punto muerto presionando el botón rojo y encendemos el motor principal para que se vaya calentando
  • Retiramos las tapas de la electrónica exterior, plotter y compás y las dejamos estibadas en el cofre de las bombonas de gas, por ejemplo
  • Preparamos los cabos que vayamos a utilizar con las velas, asegurándonos que están libres, sin nudos u otros impedimentos y los dejamos largados en el interior de la embarcación. Por ejemplo, en una embarcación con mayor embolsada sobre la botavara, prepararemos la escota del génova, la driza de mayor, los dos rizos y la escota de mayor, como mínimo

Una vez finalizadas estas comprobaciones iniciales, procedemos a analizar la maniobra de salida.

En primer lugar, tenemos que estudiar la maniobra a realizar identificando las condiciones de viento y la situación de otras embarcaciones en nuestra ruta de salida del amarre.

Supongamos que partimos de una posición habitual, amarrados entre otros dos barcos, de popa al pantalán, con dos amarres al muerto de proa y otros dos a popa. Imaginemos que tenemos viento moderado por la amura de estribor y que queremos salir con el barco virando precisamente a estribor para tomar el canal de salida. Vamos a analizar este supuesto en detalle.

salidaamarre1.jpg

La primera cuestión será planificar el orden a seguir para soltar cada uno de los amarres. Después, estudiaremos la colocación de las defensas en función de los movimientos previsibles de la proa y popa del barco. En cuanto a las amarras, planificaremos largar la amarra de popa de estribor, luego las dos de proa y finalmente la última de popa. Analicemos cada uno de los pasos:

  1. Como vamos a salir hacia estribor, situaremos una defensa en la amura de estribor, otra en la aleta de estribor y otra en la aleta de babor.
  2. Como el viento viene por la amura de estribor, la amarra de popa que soltaremos primero será la de estribor, ya que podremos así pivotar la embarcación sobre la amarra de babor y facilitar su salida hacia estribor.
  3. Antes de irnos hacia proa para largar las dos amarras del muerto, daremos avante para asegurarnos que el barco no va a moverse hacia atrás golpeando el pantalán.
  4. Largamos las amarras de proa. En primer lugar la última amarra que pusimos al atracar y despúes la segunda. Lo haremos rápidamente y volveremos hacia la rueda del timón, observando cómo la embarcación comienza a pivotar sobre la amarra de popa que todavía nos tiene sujetos al pantalán.
  5. Nos aseguraremos que no hay nigún cabo que pueda engancharse en la hélice y que las amarras al muerto se han hundido
  6. Sin largar la amarra de popa de babor todavía, la iremos lascando haciendo que el barco pivote sobre dicha amarra y haciendo que la proa vaya ganando estribor. Finalmente largamos la amarra de babor y vamos avante virando poco a poco hacia estribor observando los barcos amarrados enfrente al nuestro y también a babor y estribor.
  7. Vigilaremos las amarras a los muertos de los barcos de al lado y el ancla del barco de estribor, ya que corremos el riesgo de golpearla o que se enganche entre los guardamancebos.
  8. Si el barco no puede ganar estribor porque el viento sopla con más fuerza, tendremos previsto virar hacia babor en lugar de estribor y salir de popa por el canal.
  9. Si podemos salir a estribor, asegurar que podemos hacerlo sin acercarnos demasiado a las embarcaciones de enfrente, ni a los muertos de las mismas. Si fuese necesario, estar preparados para dar marcha atrás para corregir y salir holgadamente. Importante: cuando se da atrás no se cambia el timón a babor inmediatamente, sino que se espera a que el barco pierda arrancada avante y empiece a moverse realmente atrás.

En este caso, la ventaja que tenemos al estar situados entre otras dos embarcaciones es importante. Por ejemplo, si no tuviéramos ningún barco a babor, al quitar las amarras de proa con motor avante, y teniendo todavía la amarra de popa de babor firme, nuestro barco caería rápidamente a babor antes que pudiéramos volver a popa si la maniobra la hacemos en solitario.

En caso de no tener barcos a los lados, considerar que otra forma de salir es soltar las dos amarras de popa y quedarnos con la amarra del muerto. El barco se irá aproando al viento y podremos soltar la amarra al muerto y salir tranquilamente de popa o de proa, según las circunstancias.

Una forma de ganar tiempo, especialmente si navegamos en solitario o con poca tripulación, es pasar las amarras por seno. Se hace un as de guía en uno de los chicotes, que se afirmará en la cornamusa de cubierta. De ahí, la amarra pasará por la guía o gatera, dará la vuelta al noray o anilla, volviendo sobre el mismo recorrido hasta la cornamusa, donde se hará firme mediante vuelta mordida. De esta manera, al desatracar se libera la amarra deshaciendo la vuelta mordida y se recupera cobrando del otro chicote. No obstante, siempre estar alerta de que una amarra por seno se enrede o caiga al agua antes de que la recuperemos totalmente.

Al atracar, desatracar o para amarrar por poco tiempo usar la amarra por seno simplificará mucho la maniobra, y no será necesario que un tripulante baje a tierra para largar los cabos. Con el fin de facilitar el trasiego de personas o enseres entre el barco y tierra es útil montar una amarra por seno, pues actuando sobre ésta, se puede acercar o alejar el barco a conveniencia.

Analicemos en detalle esta otra posición. Imaginemos que tenemos viento fuerte por la amura de babor y que queremos salir con el barco virando a estribor para tomar el canal de salida:

salidaamarre2.jpg

  1. Como vamos a salir hacia estribor, situaremos una defensa en la amura de estribor, otra a popa de la aleta de estribor y otra a popa de la aleta de babor.
  2. Como el viento es fuerte de babor por la proa, nos irá echando rápidamente sobre la embarcación de estribor y sobre el pantalán. Por lo tanto, necesitaremos ganar la proa al viento y que este nos ayude a nuestra salida a estribor una vez hayamos salido del amarre. Preveremos dar un punto más de gas avante para evitar caer demasiado pronto a estribor
  3. Como el viento viene por la amura de babor, soltaremos primero la amarra de popa de sotavento y luego la amarra al muerto de estribor
  4. Nos aseguraremos que no hay nigún cabo que pueda engancharse en la hélice y que las amarras al muerto se han hundido
  5. Preparamos la amarra de popa de babor para irla soltando haciendo pivotar la embarcación sobre la amarra de babor y ganando la proa al viento. Nos separamos un poco del pantalán, volvemos a amarrar la popa y damos avante para evitar que el viento nos eche hacia el pantalán
  6. Nos vamos a proa para largar la amarra del muerto de proa dándole un tirón que situe aún más la proa hacia el viento. Lo haremos rápidamente y volveremos hacia la rueda del timón
  7. Sin largar la amarra de popa de babor todavía, la iremos lascando haciendo que el barco pivote sobre dicha amarra y haciendo que la proa vaya ganando el viento. Finalmente largamos la amarra de babor y vamos avante virando poco a poco hacia estribor observando los barcos amarrados enfrente al nuestro y también a babor y estribor
  8. Vigilaremos las amarras a los muertos de los barcos de al lado y el ancla del barco de estribor, ya que corremos el riesgo de golpearla o que se enganche entre los guardamancebos
  9. En función de la fuerza del viento, deberemos asegurarnos que ganamos proa al viento pivotando más sobre la amarra de popa de babor o dando más avante para salir del amarre y, enseguida, punto muerto para no ir sobre los barcos de enfrente

License

Icon for the Creative Commons Attribution-ShareAlike 4.0 International License

5. Salida del amarre by Jerónimo Reguera is licensed under a Creative Commons Attribution-ShareAlike 4.0 International License, except where otherwise noted.

Compartir este libro